Ante la aprobación por parte del Gobierno y el Ministerio de Sanidad, de nuevas medidas de flexibilización de las Fases 2 y 3, se adjuntan las declaraciones del presidente del Consejo General de Enfermería de España, Florentino Pérez Raya, valorando las medidas:

“Entiendo que es muy difícil guardar un equilibrio entre la salud de las personas y la economía de este país que se ha visto gravísimamente afectada por la pandemia. Han sido tres meses de confinamiento que resultan demoledores para todas las empresas y negocios que hay en España y hay gente que lo está pasando realmente mal después de tanto tiempo sin ingresos. En cualquier caso, resulta fundamental que siempre se priorice la salud pública porque el coste de un paso atrás se mide en vidas humanas y sufrimiento, y en todavía más daño a la propia economía del país.

Pedimos cautela y precaución a la hora de ir recuperando las actividades, no podemos olvidar el esfuerzo que han hecho los profesionales sanitarios. Debemos tener en cuenta lo agotados que están y el temor que sienten ante la posibilidad de que se produzca una nueva oleada de contagios por lo que pedimos en representación de todas las enfermeras y enfermos responsabilidad colaboración y prudencia.
Respecto a las nuevas medidas de flexibilización, pedimos prudencia a los empresarios y a los ciudadanos. Creemos que es algo positivo que el país siga arrancando su engranaje económico y lo cierto es que la protección más eficaz que existe frente a este virus es el distanciamiento social (evitar el saludo físico, ni besos ni apretones de manos y mantener al menos dos metros de distancia), el lavado de manos frecuente y el uso de las mascarillas. Lo cierto es que, con el aforo previsto en la Orden Ministerial, y siempre y cuando se mantengan las medidas de seguridad establecidas, sería posible disfrutar de todas estas nuevas actividades con seguridad”.

 

Preocupación ante la apertura del ocio nocturno

“Como profesionales sanitarios, la única de estas nuevas medidas que nos genera preocupación es la apertura de discotecas y locales nocturnos, porque el ambiente puede ser propicio a que las personas bajen la guardia, sobre todo la gente joven que son quienes están relajándose más a la hora de cumplir las normas y recomendaciones en este proceso de desconfinamiento por fases. Es importante apelar especialmente a la responsabilidad individual de todas las personas que vayan a disfrutar de los locales de ocio nocturno para que, en beneficio de todos, sigan todas las recomendaciones.

Creo que es necesario que el Ministerio de Interior, las Fuerzas de Seguridad, las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos pongan en marcha dispositivos de vigilancia e inspección de cara a velar por el estricto cumplimiento de estas medidas de seguridad y actúen cuando sea necesario, porque está en juego la salud de todos. Asimismo, queremos hacer también un llamamiento a los empresarios y responsables de estos negocios de ocio nocturno para pedirles que velen por el cumplimiento de estas medidas de protección frente a la COVID-19, ante todo por responsabilidad social y por la salud de todos, pero también porque un paso atrás les afectaría económicamente a ellos y a todas las empresas de España. Como país, tenemos que salir adelante cuanto antes con seguridad y responsabilidad, priorizando la prevención sanitaria, como estrategia clave para controlar la pandemia y evitar nuevos rebrotes”.