La rápida expansión de la pandemia por COVID-19 en España hizo que el Gobierno decretase el 14 de marzo el estado de alarma que suponía el confinamiento total de la población, excepto los servicios esenciales. Con esta situación, los hospitales y centros de salud han tenido que reorganizarse y adaptarse sobre la marcha a la mayor crisis sanitaria a la que se había enfrentado el país en su historia.

InfoVacunacion

Entre otros temas, se vieron obligados a posponer miles de consultas e intervenciones médicas y enfermeras, como la vacunación, que hasta entonces habían sido imprescindibles. Con la desescalada en marcha y la nueva normalidad a la que se encamina el país en las próximas semanas se hace imprescindible retomar todas estas citas para evitar males mayores como un repunte de enfermedades que, gracias a las vacunas, ahora en España están prácticamente erradicadas.

El Consejo General de Enfermería (CGE) junto a la Asociación Nacional de Enfermería y Vacunas (Anenvac) han lanzado una infografía y un vídeo animado, de libre utilización, para recordar a la población que ya se están retomando estas consultas y pedir que vuelvan a ponerse en contacto con sus centros de salud para pedir cita. Además, con estos materiales, las enfermeras buscan también explicar qué hay que hacer antes de acudir al centro sanitario y una vez que se esté en el interior para evitar posibles contagios por coronavirus. “La situación por la que ha pasado toda la Sanidad española nos ha hecho aprender día tras día de un virus desconocido que se ha cobrado más de 27.000 vidas en nuestro país. Los centros de salud y hospitales se vieron obligados a reestructurar toda su estructura para hacer frente a la pandemia, pero ahora no debemos olvidarnos de retomar esas intervenciones esenciales que quedaron paradas en su momento como la vacunación”, explica Florentino Pérez Raya, presidente del CGE.

 

Vacunación prioritaria

El presidente de las más de 316.000 enfermeras/os ha destacado la necesidad de continuar durante la desescalada con la vacunación considerada prioritaria al comienzo de la pandemia y, sobre todo, restablecer el resto vacunas incluidas en el calendario de vacunación, así como recuperar las prioritarias que no se hayan realizado durante el estado de alarma. Para la Organización Colegial es fundamental que ninguna de las vacunas prioritarias se quede olvidada porque podría suponer un grave problema de salud pública. Entre ellas, las pautadas hasta los 15 meses de edad, incluidas, si es posible, las no financiadas pero recomendadas como el rotavirus o el meningococo B; las de enfermos crónicos, inmunodeprimidos y mayores de 65 años, las de alergias, los convivientes de adultos de mayor riesgo, las embarazadas, los adolescentes y los brotes de enfermedades vacunables y contactos de personas enfermas.

Por su parte, José Antonio Forcada Segarra, presidente de la Anenvac, explica que “se está observando una importante caída en las coberturas vacunales, debido a la imposibilidad de la población, en algunos casos, de acceder a los centros de salud y, en otros, al miedo a acceder a estos”. “Que vivimos en un mundo global es de todos conocido y que las enfermedades se transmiten con gran velocidad entre países ha quedado más que demostrado con la pandemia por coronavirus. Ante esta perspectiva, es imprescindible mantener unas altas coberturas vacunales, para mantener bien protegida a nuestra población, especialmente la infantil. No podemos permitir que se creen bolsas de susceptibles y, con ello, abrir caminos a la transmisión de enfermedades que podemos evitar con las vacunas”, apunta.

Por este motivo, Forcada destaca la importancia del liderazgo enfermero en estrategias como las que se están realizando desde el Ministerio de sanidad y las comunidades autónomas para la captación de todas las personas que perdieron sus vacunas por el estado de alarma.

Más allá de la importancia de retomar y continuar este tipo de vacunaciones, en la nueva normalidad la población debe conocer unas pautas básicas antes y durante el proceso para prevenir el contagio y no colapsar los centros sanitarios. Así, lo primero que se debe hacer es contactar con la enfermera para que indique la estrategia de vacunación que necesita cada caso y, posteriormente, en el caso de que se necesite, llamar por teléfono al centro de salud o de vacunación y solicitar cita con la enfermera para administrarla. “En un momento de pandemia como el actual, a no ser que sea una urgencia, lo ideal es conseguir cita previa de manera telemática porque lo que se busca es reducir el número de personas dentro y en las inmediaciones del centro sanitario. No debemos olvidar que las enfermeras son las profesionales encargadas de prescribir y administrar las vacunas, por lo en estos momentos seguiremos siendo el referente en esta materia dentro de los centros de salud”, constata Pérez Raya.

 

Síntomas

Además, las enfermeras recuerdan que las personas con síntomas de COVID-19 deben abstenerse de acudir al centro sin indicación de un sanitario y subrayan que aquellas que ya hayan superado la enfermedad, una vez finalizado el aislamiento o la cuarentena, sí pueden vacunarse porque “no se conocen contraindicaciones médicas para hacerlo”.

Una vez que se tiene la cita acordada, los pacientes deben seguir también una serie de normas básicas como la utilización de mascarilla quirúrgica o higiénica, siempre que no haya otra indicación médica justificada. También es importante aprovechar las visitas para administrar todas las vacunas que sean posibles y necesarias en un mismo acto, así como mantener las medidas de seguridad y control de la infección. Por último, las enfermeras recuerdan que se establecerán circuitos separados en los centros sanitarios en accesos, salas de espera y consultas.

José Antonio Forcada considera fundamental conocer esta serie de datos, “ya que el acceso a la vacunación se debe realizar con cita y las enfermeras serán las encargadas de contactar con los pacientes para informar de las medidas higiénicas durante la visita y todas las características del acto vacunal”.

Esta infografía y vídeo animado forma parte de la campaña de divulgación que ha realizado la institución desde que comenzó el estado de alarma y que ha buscado concienciar y ayudar a la población en materias como el lavado de manos, el teletrabajo, la salud mental, el uso de mascarillas, los hábitos saludables y una larga lista de materiales que se han ido poniendo a disposición de toda la ciudadanía.